jueves, 24 de enero de 2013

Y justo entonces, se dieron cuenta de que estaban locos el uno por el otro.

Y su mano se deslizó lentamente por todo su cuerpo.Empezando por sus delgadas piernas,pasando sus dedos por su espalda hasta llegar ha aquel mordisco del cuello.Sus pupilas se estremecían mientras recorría a besos toda su piel.El corazón se iba a salir de su boca, y él sentía unas manos por su espalda que arañaban cada vez que sus besos desgastaban la boca de aquella joven.Y fue entonces cuando se perdieron entre las sábanas.Fue entonces cuando la oscuridad de aquella habitación y el silencio les invadía poco a poco.Fue entonces cuando las palabras más que nada, sobraban.Fue, justo entonces, cuando se dieron cuenta, de que estaban locos el uno por el otro y ya no había vuelta atrás.

No hay comentarios:

Publicar un comentario